Por qué escolarizar antes de los 3 años a los niños/as…. Más allá de la conciliación de la vida familiar y laboral.1

Actualmente la escolarización temprana se plantea como una necesidad para conciliar la vida familiar y laboral. Esto está fuera de toda duda. La vida actual obliga, para mantener un adecuado nivel de consumo, al trabajo fuera del hogar de ambos miembros de la pareja. Esto tiene implicaciones en la organización de la vida familiar.

Por un lado obliga a otros miembros de la familia (sobre todo a los abuelos) a asumir funciones de cuidado y educativas sobre los nietos, modificando los roles tradicionales. Por otro lado obliga a escolarizar a los niños en edades tempranas.

Queremos resaltar la importancia de esta escolarización para el desarrollo del niño/a siempre que dicha escolarización responda a un adecuado planteamiento pedagógico. Es decir, no se trata de guardar sino de ofrecer un ambiente estimulador, compensador, facilitador del desarrollo y del aprendizaje y, en definitiva, conseguir el bienestar físico, psicológico y social del niño/a, finalidad última de la Educación Infantil.

Nuestro objetivo es recalcar los aspectos en los que dicha escolarización pueden favorecer el desarrollo.

Durante los 3 primeros años de vida la plasticidad cerebral es mayor que en otros momentos, disminuyendo gradualmente con la edad. El contexto escolar proporciona experiencias o estímulos precoces al individuo obligando al cerebro a adaptarse a los cambios, con importantes implicaciones en el aprendizaje. A pesar de que las diferentes regiones cerebrales están genéticamente determinadas para dedicarse a funciones específicas, en la corteza cerebral, en concreto, esto es modelable a través de la experiencia y el aprendizaje diarios, y pueden modificarse en los niños (Bhatnagar y Orlando 1997).

La experimentación activa con objetos, el contacto social con otros niños, la interacción con otros adultos y la ampliación de los formatos de comunicación facilitan el aprendizaje implícito (no intencional) y explícito (intencional) así como el desarrollo integral del niño.

La combinación de la maduración del sistema nervioso central, las posibilidades de movimiento del cuerpo, el apoyo ambiental hacia la destreza y la tarea que el niño tiene en mente, consigue que vaya adquiriendo progresivamente sistemas de acción complejos que se basan en la información sensorial y que tienen como objetivo el encontrar maneras más efectivas de explorar y controlar el ambiente.

La escuela infantil es un contexto específico y diferente del contexto familiar que desarrolla las capacidades básicas de los niños y niñas y facilita su desarrollo integral.

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>